fb tw youtube-icon-large


AddThis Social Bookmark Button
Viernes, 19 de Mayo de 2017 15:16

Sí se puede e IUC exigirán responsabilidades por la mala gestión y el cierre del emisario submarino del Polígono Industrial de Güímar

AgustnSSPCandelariaAmbas organizaciones apuntan a la responsabilidad del Consejo Insular de Aguas y el Cabildo y subrayan el papel de los Ayuntamientos de Candelaria, Arafo y Güímar

Sí se puede e Izquierda Unida Canaria (IUC) están decididos a exigir responsabilidades por la mala gestión en materia de aguas residuales industriales en el Polígono de Güímar y por las nefastas consecuencias que tendría el más que probable cierre del emisario. Ambas organizaciones señalan la irresponsabilidad de los ayuntamientos que participan en la gestión del polígono, Candelaria, Arafo y Güímar, tal como evidencian los informes jurídicos redactados por las secretarías de las tres corporaciones, que reseñan hechos de alta gravedad y que puede generar el cierre temporal de las empresas allí ubicadas y la pérdida de multitud de puestos de trabajo.

El concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Candelaria Agustín Espinosa asegura que “estamos muy preocupados por la inminencia del cierre del emisario y la falta de alternativas previstas, ya que las consecuencias pueden ser traumáticas para las empresas y, sobre todo, para el personal que trabaja en ellas”. Las dos formaciones políticas “tenemos muy claro quiénes son los responsables de esta situación, que llevamos denunciando desde hace muchísimos años, mientras solo hemos recibido la más absoluta indiferencia por parte de los diferentes gobiernos municipales”.

Sí se puede e IUC entienden que las responsabilidades de las graves consecuencias derivadas del cúmulo de despropósitos y del posible cierre del emisario se deben depurar en los juzgados.

A juicio de ambas organizaciones, “las responsabilidades están claras –asegura Espinosa–: la Asociación Mixta de Compensación, formada por el Cabildo de Tenerife, la administración del Estado y Cajacanarias (actual Caixa), ha tenido conocimiento en todo momento del origen y de la falta de depuración de los vertidos que se lanzan al mar desde hace casi 40 años sin la adecuada vigilancia ambiental”.

El concejal de Sí se puede en Candelaria apunta que “el Consejo Insular de Aguas del Cabildo de Tenerife es, según la ley, el responsable de la depuración de las aguas industriales en este polígono, por tratarse de un servicio de interés supramunicipal; sin embargo, esta imprescindible labor en ningún momento ha figurado entre sus prioridades de actuación e inversión”.

A ello se añade que “las empresas instaladas en el polígono han sido conscientes de su irresponsabilidad al no depurar sus respectivas aguas residuales y verterlas al mar sin control”. Finalmente, señala que “los ayuntamientos del Valle de Güímar han omitido su deber de velar por los intereses municipales y de la ciudadanía, tanto los medioambientales como los socioeconómicos, de forma que han procedido a la recepción de un polígono que no contaba con las instalaciones de depuración obligatorias y sí con un emisario ilegal, sin las autorizaciones en vigor”.

Al hacerse eco de la postura de ambas organizaciones políticas sobre la situación, Espinosa es especialmente crítico con la responsabilidad de los ayuntamientos de Candelaria, Arafo y Güímar. El concejal ecosocialista recuerda que “hemos votado en contra de la recepción del polígono precisamente porque, entre otras cuestiones, se desconocía en qué situación se encontraba el emisario submarino, no estaba prevista la depuración de las aguas residuales y nadie se encargaba de una vigilancia ambiental exhaustiva ni en aguas residuales ni en contaminación del aire ni en otros parámetros fundamentales en un polígono industrial”.

Además, Sí se puede e Izquierda Unida Canaria han cuestionado en reiteradas ocasiones los estatutos de la Entidad Urbanística de Conservación desde 2014, año en que presentaron alegaciones a ese documento. “Los ayuntamientos implicados no pueden alegar desconocimiento, sino, por el contrario, han estado advertidos por nuestros grupos políticos en la oposición y deben asumir su absoluta irresponsabilidad en la gestión que le ha correspondido respecto a esta importante infraestructura”.