fb tw youtube-icon-large


AddThis Social Bookmark Button
Sábado, 11 de Noviembre de 2017 08:26

La ACP pide a Afonso que cese en sus funciones hasta que se resuelva el juicio por prevaricación

David_Hernandez_03_webDavid Hernández: “Dar un paso a un lado hasta que se emita sentencia es lo que más le conviene a la institución y al municipio”

 

Ante la apertura de juicio oral contra el alcalde del Puerto de la Cruz, Lope Afonso, por un delito de prevaricación, la Asamblea Ciudadana Portuense (ACP) reclama al primer edil que cese en sus funciones de gobierno para preservar la imagen del Ayuntamiento y de la ciudad hasta que la Justicia resuelva el caso.

El portavoz de la formación asamblearia, David Hernández, considera que las excusas esgrimidas por Afonso respecto a la intencionalidad política de la asociación denunciante han perdido ya toda relevancia, dado que ahora es la propia Fiscalía quien presenta escrito de acusación y la jueza quien lo admite ordenando la apertura de juicio oral. Asimismo, subraya que a esta fase procesal solo se llega cuando existen indicios sólidos de que se podría haber cometido un delito y, en consecuencia, entiende que la situación es lo suficientemente grave como para que el alcalde tome medidas con el fin de proteger la institución a la que representa.

Para Hernández, el abandono temporal de las funciones de gobierno por parte de Afonso, que pasarían a ser desempeñadas por otro miembro del grupo de gobierno, contribuiría a proteger al Ayuntamiento sin que suponga vulneración alguna de la presunción de inocencia. El portavoz de la ACP recuerda que el propio Partido Popular lleva en sus estatutos la adopción de medidas cautelares para casos como éste, como la suspensión provisional de militancia. “Otra cosa”, señala, “es que en el PP decidan saltarse sus propias normas cuando les interesa”.

Hernández recalca que el cargo que ostenta Afonso no es de su propiedad y que, por tanto, no debe aferrarse a él si está en juego la imagen del municipio. En este sentido, insiste en que “dar un paso a un lado hasta que se emita sentencia, sin renunciar de momento a su acta de concejal, es lo que más le conviene a la institución y al Puerto de la Cruz”. Si finalmente se le absuelve de los cargos, sostiene, “volvería a ocupar su cargo de alcalde y el resto de funciones de gobierno sin ningún problema”.

En relación a los hechos de los que se acusa al alcalde (la autorización para instalar mercadillos en suelo público contraviniendo a sabiendas la normativa existente), presuntamente cometidos en el ejercicio de su cargo como concejal de Comercio durante el anterior mandato, el portavoz de la Asamblea Ciudadana Portuense indica que aún no ha escuchado “ninguna explicación convincente, más allá de que era lo que se venía haciendo habitualmente”, algo que considera “claramente insuficiente”. En cualquier caso, espera que en el juicio Afonso logre demostrar sin dejar lugar a dudas que no cometió delito alguno, por el bien del Ayuntamiento y del municipio.