fb tw youtube-icon-large


AddThis Social Bookmark Button
Viernes, 17 de Noviembre de 2017 11:59

Sí se puede califica de “cantos de sirena” los macroproyectos impulsados por la alcaldesa de Güímar

Ruyman_Gmar_phixrLa organización ecosocialista considera que el PP “vende humo” a la población desempleada y trata de eludir el cumplimiento de la sentencia contra los empresarios areneros

 

Sí se puede califica de “cantos de sirena” los macroproyectos de la alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro (PP), y considera que el gobierno municipal ha vuelto a “vender humo” a la población desempleada del municipio con la invitación al empresario chino Marco Wang para ofrecer una vez más varios iniciativas que hipotéticamente se construirían en la zona afectada por “uno de los mayores atentados medioambientales de Canarias, el provocado por la extracción de áridos de los barrancos de Güímar”, según manifiesta el portavoz del grupo ecosocialista en el Ayuntamiento del municipio del sur de Tenerife, Ruyman Expósito.

El concejal recuerda que “Sí se puede se ha manifestado en distintas ocasiones contrario a la instalación de infraestructuras industriales en terrenos de uso agrícola, cuando el municipio cuenta con un polígono industrial que ofrece las condiciones adecuadas para llevar a cabo estos cometidos, como son la cercanía a la autopista y las redes eléctricas necesarias para ello, entre otras”.

Además, el gobierno de Castro pretende manipular a las personas desempleadas del municipio –que se sitúa entre los que padecen las tasas de paro más altas de Tenerife–, con “el anuncio de inversiones que supuestamente van a crear empleo, cuando entre esos hipotéticos puestos de trabajo, los más remunerados van a requerir una cualificación técnica específica que la población afectada por el paro no tiene y, desgraciadamente, de crearse, los puestos a los que permitirían acceder a la población de Güímar serían los peores trabajos, los peor pagados”, subraya el portavoz de Sí se puede.

Por este motivo, la organización ecosocialista plantea que “lo que habría que preguntarse es por qué el empeño de colocar estas industrias en las propiedades de unas personas sancionadas por la justicia; parece que la pretensión del equipo de gobierno del PP es apoyar a estos empresarios para evitar que paguen la multa y la regeneración ambiental a la que están obligados”.

A juicio de Sí se puede, las periódicas invitaciones de la alcaldesa a empresarios foráneos para anunciar iniciativas que aspiran a ejecutarse en el espacio degradado por la extracción ilegal de áridos en los barrancos de Güímar solo pretenden “eludir que los responsables del daño ecológico en esta zona cumplan con sus responsabilidades; la única solución a esta situación es que los empresarios afectados cumplan la sentencia judicial que les obliga a pagar una sanción y a pagar íntegramente las acciones de regeneración de la zona, por haberse lucrado de manera ilegal en un negocio sostenido en la ruina de una parte esencial del territorio del municipio”, precisa el portavoz.

Finalmente, la organización ecosocialista llama la atención sobre que “estas visitas periódicas de empresarios que llegan a ofrecer proyectos irrealizables en el municipio se pagan con dinero público, un gasto que ya veremos que no va a servir absolutamente para nada”, concluye.