fb tw youtube-icon-large


AddThis Social Bookmark Button
Viernes, 01 de Diciembre de 2017 18:34

Sí se puede considera deplorable el trabajo del Área de Juventud del Ayuntamiento de Buenavista

Vanesa_Martin_Evora_web01La organización destaca que el gobierno de pacto PSOE-CC ha desmontado la política desarrollada por el gobierno ecosocialista en el mandato anterior

Sí se puede considera “deplorable” el trabajo del Área de Juventud del Ayuntamiento de Buenavista, según califica la concejala del grupo municipal ecosocialista Vanesa Martín Évora, que hace una crítica exhaustiva a la gestión de la única concejala de CC en la corporación, Ángeles González, que sostiene con su voto el gobierno de pacto PSOE-CC.

Martín Évora comienza por el presupuesto de la Concejalía el escrutinio de Sí se puede al trabajo impulsado por González. Así, aunque la información oficial refiere que el presupuesto asciende a 9057 euros, la realidad es que, de esa cantidad, solo 4500 están destinados a actividades del área. La concejala ecosocialista recuerda que de esa exigua cantidad anual, más de la mitad se gastó en un solo día, en agosto de este año.

Además, según datos del propio gobierno local, entre la aportación del Ayuntamiento y la aportación del Gobierno de Canarias el presupuesto de la actividad alcanzó los 4216 euros, “es una cantidad que consideramos desproporcionada para gastar en un solo día teniendo en cuenta el presupuesto total del área”, recalca la concejala de Sí se puede”.

Martín Évora destaca que el anterior gobierno municipal, de Sí se puede, en el mandato 2011-2015, reabrió la Casa de la Juventud después de que esta permaneció varios años cerrada. Con este fin, se contrató a dos personas, de forma que este servicio siempre estuvo cubierto, incluso en caso de vacaciones u otras circunstancias. “En cambio –advierte la concejala de Sí se puede–, a raíz del pacto PSOE-CC se dejó a una sola persona en el Área de Juventud.

Igualmente, en el ámbito del personal que trabaja para el área, durante el gobierno ecosocialista, se mantuvo un equipo estable durante todo el mandato lo que fomenta la continuidad de los proyectos, “mientras que en los dos años y medio en que CC se ha hecho cargo de Juventud, ha habido tres técnicos diferentes.

Tan importante como el apartado de personal del servicio, a juicio de Sí se puede, es el desarrollo de actividades en los barrios. Durante el mandato ecosocialista se abrieron las bibliotecas en los barrios siempre que el gobierno municipal dispuso de convenios de empleo para las contrataciones. Las bibliotecas llevan más de un año cerradas a pesar de que se han firmado convenios de empleo. A este recurso permanente se sumaban oras actividades estables en los barrios, las clases de mantenimiento deportivo de las que también se beneficiaban los jóvenes y que, también hace más de un año que dejaron de impartirse.

Con enfoque dirigido a la Juventud, Sí se puede puso en marcha un plan de dinamización nocturna del polideportivo en horario de verano, en el que se desarrollaban actividades decididas por las personas jóvenes usuarias de la Casa de la Juventud. También este plan pasó al olvido con la gestión de CC. Igual ocurrió con el trabajo directo con los y las jóvenes en colaboración con el Instituto de secundaria –un proyecto en el que los técnicos municipales se desplazaban al IES y, en colaboración con el personal docente, trabajan diferentes aspectos con los estudiantes–; con la labor de dinamización de la Casa de la Juventud que en los últimos meses ha permanecido cerrada o con pocas horas de apertura; con los proyectos comarcales y con los planes y acciones dirigidos a la prevención en materia de drogas.

Respecto al acto celebrado con motivo del Día de la Juventud en agosto pasado, la concejala precisa que “nos parece una decisión acertada celebrarlo, pero, teniendo en cuenta los objetivos para este año establecidos a nivel internacional, que se centraba en ‘poner énfasis es su capacidad para participar en la configuración de una paz verdadera y contribuir a la prevención y la transformación de los conflictos, la inclusión, la justicia social, la reconciliación y la paz sostenible’ consideramos que las actividades planteadas convierten la celebración en un día lúdico-festivo en el que se pierde el sentido de reivindicar y estimular a la juventud como un agente social con capacidad real para influir en las políticas gubernamentales, el desarrollo económico, y otras señaladas en este objetivo fijado por Naciones Unidas”.

Sí se puede considera deplorable el trabajo del Área de Juventud del Ayuntamiento de Buenavista

La organización destaca que el gobierno de pacto PSOE-CC ha desmontado la política desarrollada por el gobierno ecosocialista en el mandato anterior

Sí se puede considera “deplorable” el trabajo del Área de Juventud del Ayuntamiento de Buenavista, según califica la concejala del grupo municipal ecosocialista Vanesa Martín Évora, que hace una crítica exhaustiva a la gestión de la única concejala de CC en la corporación, Ángeles González, que sostiene con su voto el gobierno de pacto PSOE-CC.

Martín Évora comienza por el presupuesto de la Concejalía el escrutinio de Sí se puede al trabajo impulsado por González. Así, aunque la información oficial refiere que el presupuesto asciende a 9057 euros, la realidad es que, de esa cantidad, solo 4500 están destinados a actividades del área. La concejala ecosocialista recuerda que de esa exigua cantidad anual, más de la mitad se gastó en un solo día, en agosto de este año.

Además, según datos del propio gobierno local, entre la aportación del Ayuntamiento y la aportación del Gobierno de Canarias el presupuesto de la actividad alcanzó los 4216 euros, “es una cantidad que consideramos desproporcionada para gastar en un solo día teniendo en cuenta el presupuesto total del área”, recalca la concejala de Sí se puede”.

Martín Évora destaca que el anterior gobierno municipal, de Sí se puede, en el mandato 2011-2015, reabrió la Casa de la Juventud después de que esta permaneció varios años cerrada. Con este fin, se contrató a dos personas, de forma que este servicio siempre estuvo cubierto, incluso en caso de vacaciones u otras circunstancias. “En cambio –advierte la concejala de Sí se puede–, a raíz del pacto PSOE-CC se dejó a una sola persona en el Área de Juventud.

Igualmente, en el ámbito del personal que trabaja para el área, durante el gobierno ecosocialista, se mantuvo un equipo estable durante todo el mandato lo que fomenta la continuidad de los proyectos, “mientras que en los dos años y medio en que CC se ha hecho cargo de Juventud, ha habido tres técnicos diferentes.

Tan importante como el apartado de personal del servicio, a juicio de Sí se puede, es el desarrollo de actividades en los barrios. Durante el mandato ecosocialista se abrieron las bibliotecas en los barrios siempre que el gobierno municipal dispuso de convenios de empleo para las contrataciones. Las bibliotecas llevan más de un año cerradas a pesar de que se han firmado convenios de empleo. A este recurso permanente se sumaban oras actividades estables en los barrios, las clases de mantenimiento deportivo de las que también se beneficiaban los jóvenes y que, también hace más de un año que dejaron de impartirse.

Con enfoque dirigido a la Juventud, Sí se puede puso en marcha un plan de dinamización nocturna del polideportivo en horario de verano, en el que se desarrollaban actividades decididas por las personas jóvenes usuarias de la Casa de la Juventud. También este plan pasó al olvido con la gestión de CC. Igual ocurrió con el trabajo directo con los y las jóvenes en colaboración con el Instituto de secundaria –un proyecto en el que los técnicos municipales se desplazaban al IES y, en colaboración con el personal docente, trabajan diferentes aspectos con los estudiantes–; con la labor de dinamización de la Casa de la Juventud que en los últimos meses ha permanecido cerrada o con pocas horas de apertura; con los proyectos comarcales y con los planes y acciones dirigidos a la prevención en materia de drogas.

Respecto al acto celebrado con motivo del Día de la Juventud en agosto pasado, la concejala precisa que “nos parece una decisión acertada celebrarlo, pero, teniendo en cuenta los objetivos para este año establecidos a nivel internacional, que se centraba en ‘poner énfasis es su capacidad para participar en la configuración de una paz verdadera y contribuir a la prevención y la transformación de los conflictos, la inclusión, la justicia social, la reconciliación y la paz sostenible’ consideramos que las actividades planteadas convierten la celebración en un día lúdico-festivo en el que se pierde el sentido de reivindicar y estimular a la juventud como un agente social con capacidad real para influir en las políticas gubernamentales, el desarrollo económico, y otras señaladas en este objetivo fijado por Naciones Unidas”.