Sábado, 06 de Mayo de 2017 08:38

Sí se puede La Gomera apuesta por políticas reales de igualdad entre mujeres y hombres

Ada_Garca_weberedesApoyó, en el Pleno del Cabildo, el acuerdo adoptado por el ayuntamiento de Valle Gran Rey de adhesión a la Carta Europea para la Igualdad.

La moción fue presentada por los concejales de Sí se puede en el ayuntamiento de Valle Gran Rey, Guzmán Correa y Carlos Hernández, el pasado 17 de noviembre y fue aprobada por unanimidad en el pleno de la corporación municipal. 

 

El apoyo a esta moción, aprobada y propuesta por el ayuntamiento de Valle Gran Rey, fue debatido en el pleno del cabildo Insular de La Gomera que tuvo lugar este viernes día 5 de mayo. La propuesta tiene como objetivo la adhesión a la Carta Europea por la Igualdad de Hombres y Mujeres en la Vida Local, pretendiendo así que los gobiernos locales y regionales de Europa adopten una postura pública sobre el principio de igualdad de mujeres y hombres.

Para la formación ecosocialista, la igualdad de hombres y mujeres en la vida cotidiana es una asignatura pendiente, ya que, a día de hoy, siguen existiendo desigualdades políticas, económicas y culturales. Señalan que esa realidad es el resultado, entre otras cuestiones, de numerosos estereotipos presentes en la familia, la educación, la cultura, los medios de comunicación, el mundo laboral, la organización social, etc.

A juicio de Ada García, portavoz de Sí se puede, una consecuencia de la desigualdad es la violencia machista. En tal sentido, recuerda que las cifras asociadas a la violencia machista en Canarias la convierten en uno de los problemas más importantes de las mujeres y, por lo tanto, de toda la sociedad. Advierte que en Canarias el Dispositivo de Emergencias para Mujeres Agredidas recibe una media de 38 llamadas diarias, y señala que durante el año 2015 fueron atendidas un total de 4.542 llamadas, de las cuales, el 68.8% fueron realizadas por las usuarias, un 27.8% por familiares y 3,4% por otras personas.

Esas macabras cifras hacen de Canarias la segunda comunidad con tasa más elevada de víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, después de Baleares (datos de 2015). A los cinco homicidios de ese año, hay que sumar los delitos juzgados relacionados con la violencia de género, que fueron 609 por lesiones, 309 por torturas e integridad moral y 264 por amenazas. 

Por lo tanto, para la portavoz de Sí se puede en La Gomera, “las instituciones públicas deben velar por la protección de las víctimas de malos tratos o de agresiones sexuales. Deben estar al servicio de la gente y por eso deben tener como prioridad visibilizar todas las formas de violencia machista y mejorar las leyes para combatirlas eficazmente”.

Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo insular, señala que su formación apuesta por la elaboración y aplicación de planes reales de acción de igualdad entre mujeres y hombres. En tal sentido matiza, “en dichos documentos se deben especificar los objetivos y prioridades, así como las medidas que se tienen que aplicar con la consignación de los recursos económicos correspondientes”, y concluye: “no se trata de buenas palabras y de un discurso fácil, se trata de hacer y gestionar”.

ir arriba