fb tw youtube-icon-large


AddThis Social Bookmark Button
Miércoles, 06 de Septiembre de 2017 15:08

Sí se puede exige al Gobierno de Canarias que impida la instalación de un cuartel general de la OTAN en Fuerteventura

Guacimara_Navarro_2017rLa organización ecosocialista reivindica que el Archipiélago sea plataforma de paz y rechaza su utilización como punta de lanza de las agresiones al continente africano. Guacimara Navarro: "Canarias dijo no a la organización militar atlántica y exigimos que se respete la decisión soberana de nuestro pueblo"

Sí se puede exige al Gobierno de Canarias que impida la instalación de un cuartel general de la OTAN en Fuerteventura, tras hacerse público este martes un estudio que lo propone, elaborado por el Instituto de Estrategia. El informe de esta entidad de consultoría destaca la posición estratégica de la isla respecto a las rutas comerciales y a los países en conflicto en África, así como la existencia de instalaciones militares como el radar de la montaña de La Muda o el cuartel de la capital majorera.

Ante la citada publicación, la organización ecosocialista reivindica que el Archipiélago sea plataforma de paz y rechaza su utilización como territorio para la agresión a los países hermanos del continente africano. "El pueblo canario, siempre que ha tenido la oportunidad, se ha manifestado a favor de la solidaridad, la cooperación y el desarrollo compartido entre los pueblos", manifiesta Guacimara Navarro, portavoz de la Coordinadora Nacional de Sí se puede.

Sí se puede considera que el territorio canario no debe estar disponible para entrenamientos militares, para preparar combates y operaciones bélicas, ya que estas actuaciones "convierten a las islas en foco y objetivo de amenazas en este mundo convulso y violento en el que vivimos. Canarias dijo no a la OTAN en 1986, y lo ha reiterado en múltiples ocasiones. Los gobiernos tienen el deber de velar para que se respete la decisión soberana de nuestro pueblo", subraya Navarro.

"Rotundamente, Sí se puede es contrario a permitir que el territorio de las Islas se utilice para la realización de maniobras y operaciones de ejércitos que participan en deshonrosas y abusivas operaciones militares en países hermanos, lo que además implica a Canarias en la nefasta política exterior española, caracterizada por el seguidismo y la subordinación a los intereses de potencias imperiales en defensa de los intereses geoestratégicos propios y de sus principales empresas", manifiesta la portavoz ecosocialista.

"La posición estratégica de Canarias debe ir dirigida a la creación de un mundo solidario y de coexistencia pacífica. No es compatible realizar maniobras militares que sirven de escenificación del poderío y de la disposición a la intervención militar y al mismo tiempo llenarse la boca con declaraciones sobre el papel del Archipiélago en la construcción de alianzas creadoras entre Europa, África y América", concluye Guacimara Navarro.