fb tw youtube-icon-large


AddThis Social Bookmark Button
Jueves, 30 de Noviembre de 2017 11:39

Sí se puede insiste en rechazar la tercera pista del aeropuerto de Gran Canaria tras la declaraciones de su director

Manuel_Amador_portavoz_Ssp_GC_01La organización política denuncia que los defensores de la ampliación han engañado a la ciudadanía afirmando que era necesaria y ocasionando daños económicos

Esta ampliación llevaría aparejada la construcción de la tangencial, una operación de altísimo coste económico e impacto ambiental

 

La organización política Sí se puede insiste en la necesidad de que AENA renuncie al proyecto de construcción de la tercera pista del aeropuerto de Gran Canaria, como han reclamado numerosas organizaciones vecinales y ecologistas. Estas declaraciones se producen después de que Martínez-Cava, el director del Aeropuerto reconociera en declaraciones a la Cadena Ser que la infraestructura se encuentra solo al 66% de su capacidad y que tiene capacidad de sobra que para asumir los posibles aumentos de llegada de pasajeros hasta cubrir los 20 millones de capacidad actuales.

Manuel Amador, portavoz de Sí se puede, señala que "quienes han venido apoyando políticamente la tercera pista han estado engañando a la población, perjudicándola económicamente. Hay miles de vecinos de Ojos de Garza que llevan una década en la incertidumbre sin saber qué va a pasar con sus casas y sus terrenos y sin poder venderlos porque ahora mismo apenas tienen valor”. Además, "la planificación de la tercera pista supone un freno al desarrollo de energías renovables, ya que las servidumbres aeronáuticas limitan la instalación de nuevos parques eólicos".

Desde Sí se puede recuerdan que la ampliación lleva aparejada la construcción de  la tangencial de Telde. El recorrido de esta nueva autovía, además de suponer un enorme coste económico afectará a numerosas áreas agrícolas en explotación o con gran potencialidad agrícola, naves de uso industrial, núcleos de población y barrios, así como áreas de valor natural, paisajístico y cultural.

La propia tercera pista, además de innecesaria, tendrá consecuencias muy graves para la salud de más de 45.000 personas por la contaminación acústica. El propio Plan Director del Aeropuerto de Gran Canaria, en lo que al ruido se refiere, indica que en la zona (Las Puntillas, Las Majoreras, El Carrizal, Malfú, Urbanización Ojos de Garza, Salinetas, Melenara, Taliarte, Playa del Hombre, El Goro,…) con la tercera pista se superarían unos niveles superiores los 65 decibelios diurnos y 55 nocturnos, que producen afecciones significativas. Por todo ello la organización reclama la renuncia a un proyecto innecesario e insostenible social, económica y medioambientalmente y a poner fin a la incertidumbre de miles de familias